martes, 23 de septiembre de 2014

Premio Conóceme

Hoy este post no viene con receta sino que es un post especial porque quiero agradecer al blog Dulce Atami el haberme entregado el premio Conóceme. 



Tengo que reconocer que no es la primera vez que me han dado esta clase de premios pero esta vez me pone mucho más contenta porque es un blog peruano el que me da el premio y eso quiere decir que el mundo de los blogs peruanos (sean de gastronomía o de cualquier tema) esta creciendo y nos estamos dando a conocer a mucha más gente. 

Este premio viene con una seria de preguntas que me ha encantado responder, casi casi lo he sentido como una entrevista jeje. Aquí les va mis respuestas y algunas fotos que me pareció interesante compartir con uds.

1. ¿Por que empezaste el blog?

Todo empezó en el 2007, mas o menos, cuando hacía dulces y kekes para vender en la tienda de mi abuelita. Navegaba horas en internet buscando recetas y soluciones a los problemas que a veces tenía con la preparación y fué así que descubrí los blogs gastronómicos y me enamoré de ellos. Me encantaban sobre todo las fotografías y soñaba con algún día poder hacer todas esas cosas ricas y bellas. Fué así que a principios del 2008 como jugando abrí el blog.


Al principio sólo ponía tips y hablaba un poco de lo que lo aprendí en el talleres y cursosa de pastelería que llevé en 2006. Al principio todas las fotos las sacaba del internet :P porque no me sentía lo suficientemente segura de subir mis propias recetas con foto y todo. Precisamente esta es una de las primeras fotos que colgué en el blog en el post Mis Primeras Clases. Disculpen lo feíta de la foto pero en ese entonces no sabía nada de fotografía y mi cámara de rollo no me ayudaba bastante, jeje.



2. ¿Cuál es el blog que más te inspira?


Pues, no es uno sino muchos. Al principio, cuando recién abrí el blog sin duda mi favorito era Cannelle et Vainille, me maravillaron sus fotos desde que conocí su blog. Me preguntaba si algún día yo podría hacer algo tan bonito como lo que ella hacía, y lo sigue haciendo claro. De los que he encontrado recientemente me gusta el blog Cupcake Project y de los blogs en español me gustan y me inspiran Kanela y Limón, Objetivo Cupcake Perfecto y Whole Kitchen

Y de los peruanos me gusta mucho Jama Jama Jama y Mi vida en un Dulce.


Esta es una foto de Cannelle et Vanille, esta sí que es una belleza.

3. ¿Que te parecen este tipo de premios?


Muy buenos, porque es una forma de conocernos entre las bloggers y apoyarnos mutuamente en dar a conocer nuestro trabajo. Y este que me han dado es especial porque me ha permitido conocer a otros blogs peruanos y epero que incentive también a crear muchos más porque creo que en Perú aún somos pocos.

4. ¿Cuál es tu ciudad favorita?

Siempre he vivido en Lima y me gusta a pesar de su smog y su tráfico infernal.  También me encanta Chaclacayo que es un pueblo de la Sierra de Lima donde hay sol todo el año y tiene un clima seco a diferencia de esta húmeda Lima. Ahí pasé varios años y me trae bonitos recuerdos.


Con mi hermano en Chaclacayo a finales de los 80's. Que vestidito, no? es que a mi mamá siempre le ha gustado el color rojo y hacía experimentos conmigo jeje.


5.¿Que libros recomendarías a otros bloggers?

Tengo que admitir que en libros actuales estoy bien perdida pero en cuanto a clásicos me gusta El Nombre de la Rosa de Umberto Eco, Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma y todos los libros de cuentos de Jorge Luis Borges. 

6. ¿Cómo sería un día perfecto?

Creo que podría ser un día en el campo con toda mi familia sin celulares, ni tablets, desconectarme por completo.

7. ¿Cómo compaginas la vida familiar y la laboral?

Creo que en eso tengo que confesar que soy un desastre. No soy mucho de planificarme el día a día, a pesar de que tengo una agenda. Suelo mezclar todo, precisamente porque trabajo desde casa. Puedo estar terminando un post y a la vez ayudando a mi mamá a cocinar.

8. ¿Cuál es tu juego de cartas favorito?

Siempre me ha gustado jugar a las cartas aunque ahora lo hago muy poco. Mi juego favorito era Manitas Calientes, no sé si ese era su verdadero nombre pero me encantaba jugarlo con mis primos y mi abuelita.

9. ¿Algún vicio confesable?

Los videojuegos! Hasta hace un par de años me pasaba horas frente a la TV con el Play Station (especialmente matando zombies :P). Ahora ya no es el Play Station pero me gustan los juegos en línea como Angry Birds y Criminal Case.





Muchas gracias Dulce Atami por el premio y las preguntas! 

Y estos son los blogs a los que yo les entrego el premio:

Peru Delights
JamaJamaJama
Jama
Mamá de dos Chancletas
Sobremesa
Arcadia de Papel
Missoluciones Pángala
En mi Cocina Hoy


Los pasos a seguir por las nominados:
1-Enlazar y agradecer al blog que concedió el premio
2- Responder el cuestionario
3- Nominar a 8-11 blogs e informarles del premio que les estás concediendo

jueves, 18 de septiembre de 2014

Magdalenas de Almendras y Coco



Bueno, bueno, antes de hablarles de la receta de hoy que son estas ricas Magdalenas de Almendra y Coco, quería comentarles que estoy requetecontenta porque ya tengo mi cámara de vuelta conmigo!!!

Recordarán que en otro post les comenté que mi camarita Canon Rebel T3 había sufrido una especie de infestación de hongos y tuve que mandarla a reparación urgente. Pues bien, la susodicha ya está en mi casa totalmente recuperada y con este receta está volviendo al trabajo más viva que nunca, :).

Así que ya puedo mandar a jubilación a mi consentida compacta que estuvo tomando las fotos para el blog en las últimas semamas.



Ahora sí, vamos con la receta.

Hace unos días estuve hablando con Renan, lector de mi blog, sobre lo díficil que pueden ser preparar las recetas de magdalenas que uno encuentra en internet. Es que las magdalenas son delicadas. Pues su principal característica es ser bien esponjosas y para eso necesitan de claras de huevo bien batidas para brindar esa esponjocidad a la masa. Y pues, algunas recetas simplemente nos dicen batir las claras y ya.

Afortunadamente, ya tengo algo de experiencia en magdalenas, ya que para el blog he hecho Magdalenas de Calabaza y Magdalenas de Chocolate, por eso les he preparado un paso a paso de estas ricas magdalenas mostrádoles el punto de nieve que deben llegar las claras que creo es lo primordial para que salgan unas magdalenas bien esponjocitas.



Espero que las hagan y me cuenten que tal les salió. Disfruten!

Ingredientes:
(Para 18 magdalenas)

32 g. harina sin preparar
5 cucharadas de maicena
30 g. almendras molidas (yo sólo encontre almendras enteras pero se pueden moler fácilmente en un procesador)
3 huevos a temperatura ambiente y separadas claras de yemas
9 cucharadas de azúcar blanca
1/2 cucharadita esencia de vainilla

Decoración:

170 g. azúcar en polvo
2 cucharadas de leche
1/2 taza coco rallado y tostado

Preparación:

Precalentar el horno a 200° C.

Engrasar y enharinar el molde de magdalenas.

En un tazón cernir el harina y la maicena. Agregar las almendras molidas y mezclar. Reservar.

Aparte, en un tazón limpio y seco poner las claras y 6 cucharadas del azúcar blanca y batir hasta formar un pico suave como se ve en la foto.




Luego, en otro tazón batir las yemas con el resto del azúcar hasta hasta que espesen y tengan un color pálido. Agregar la vainilla.


Verter las claras sobre la preparación de las yemas y unir ambas con movimientos envolventes.




Luego, agregar con la ayuda de un cernidor la mezcla de ingredientes secos que reservamos y mezclar todo hasta que no queden grumos.

Echar la mezcla en una manga de plástico y con ella rellenar los moldes hasta 2/3 de su capacidad aprox.




Hornear por 10 minutos o hasta que las magdalenas estén algo doradas.
Dejarlas enfriar antes de desmoldarlas.

Para la decoración:

Cernir el azúcar en un tazón y agregar la leche. Con un tenedor mezclar bien hasta que alcance la consistencia deseada.

Sumergir una parte de las magdalenas en el glasé y luego pasarlas por el coco rallado.


Receta adaptada de: Food Network

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Probando la nueva Mezcla Blanca Flor

mezcla blanca flor


Sé que este blog esta dedicado a presentar recetas de postres y tortas totalmente caseros y hechos por mis propias manitas ( y las de mi mamá por supuesto). Pero esta vez quise hacer algo distinto y probar con una pre mezcla de keke listo para usar.

Y lo hice por varios motivos. La primera es la ventaja del tiempo. Nadie puede negar que este tipo de premezclas nos hace ahorrar un montón de tiempo: no se tiene que pesar los ingredientes secos, ni batir la mantequilla con el azúcar (menudo trabajo si lo sabré yo), ni sacar la leche y los huevos dos horas antes del refrigerador , bueno los huevos sí. 

Por otro lado está la publicidad. A todo momento veía el comercial en la Tv. donde un papá se muestra orgulloso porque hasta a él le salió bien preparar el keke Blancaflor.  Eso sumado a que cada vez que iba al supermercado la bolsa me hacía ojitos y me decía llévame hizo que me decidiera a probarlo.


Aún así, uno de los principales "peros" que tenía para probar esta mezcla es que es bien sabido que la mayoría de las veces estas preparaciones resultan con un no muy buen sabor debido a los preservantes y colorantes. Sin embargo, recordé que hace un tiempo también había probado una pre mezcla parecida de  la marca Claudia Cupcakes que me había gustado así que decidí arriesgarme y esperar que esta también le guste a todos en mi casa.



Prepararla ☻no podía ser más simple, sólo necesitaba 3 huevos y un poco de agua. Mezclarlos con la bolsa de la pre mezcla, batir por 4 minutos y vaciar la preparación a un molde redondo enmantequillado y enharinado. Meter al horno a 180° C y olvidarme de ella por una hora. Pasado el tiempo y abrir el horno me encontré, tengo que admitirlo, con una belleza de keke. Había crecido parejito y bien alto, no tenía grietas ni se bajó después de sacarlo del horno. Lo dejé enfriar completamente antes de partirlo y probarlo.



Una vez que le metí el cuchillo para partirlo y probarlo me topé con un keke con un súper aroma a vainilla y bien esponjocito, aunque parecía más un chifón que un keke. Al probarlo, tuve una mezcla de sensaciones. Por un lado, me gustó el sabor a vainilla e incluso me hizo recordar a mis galletas Marquesitas de toda la vida, tal vez son de la misma empresa por eso el parecido. La textura parecía más a la de un bizcochuelo o chifón que la de un keke, que si bien estaba rico me hubiera gustado encontrarme algo menos esponjoso y más compacto con un toque cremoso de mantequilla como todo keke. Todo eso sumado a que me pareció muy azucarado, miren que para que yo diga que es muy azucarado es que es MUY azucarado hacen que me parezca un producto aceptable. Nada más.



Para finalizar, creo que esta mezcla es perfecta para un día que no tengamos ganas de pasar mucho tiempo en la cocina y querramos algo rápido de preparar. O para, como el protagonista del comercial, no sepamos nada de preparar kekes y queremos sorprender a la familia.  Para eso si es una buena solución. Pero al menos a mí, prefiero volver a miss kekes totalmente caseros.

Puntaje:

☻☻☻☺☺

jueves, 28 de agosto de 2014

Mini Chifones de Limón

Mini Chifones de Limón




Hoy les traigo una receta que ya extrañaba hacer hace mucho y que es uno de mis favoritas. Se trata del clásico queque chifón o simplemente chifon que tantos recuerdos trae a más de uno. Claro que le hice algunas modificaciones.  A diferencia de las recetas de chifon que hice hace cuchomil años donde los chifones son super altos y deliciosos ( Chifón Marmoleado, Chifón de Naranja), esta vez decidí hacer mini chifones de limón que aunque pequeñitos no son menos deliciosos.



Estos mini chifones son tan ricos que se pueden comer solos o decorarlos un poco, como hice yo, con glasé y unas grageas en forma de perlas. A algunos los decoré con pétalos de unas flores muy bonitas que encontré en mi jardín como adelanto de la primavera que ya se nos viene.






Ahora sí, acá les dejo la receta con el paso a paso y si les gustó por favor compártanla en las redes sociales con los botones de abajo. Disfruten...

Ingredientes:

1 clara de huevo (temperatura ambiente)
1 pizca de cremor tártaro
55 g. azúcar blanca granulada
35 g. harina sin preparar
1/2 cucharadita polvo de hornear
1 pizca de sal
20 ml. aceite
1 yema
1 cucharadita ralladura de limón
1 1/2 cucharada agua

Glasé:

50 g. azúcar en polvo
4 cucharaditas agua hervida fría
Gragea y flores para adornar

Preparación:

Precalentar el horno a 170° C.

En un tazón mezclar el aceite, la yema, la ralladura de limón y el agua hasta que estén bien combinados.



En un bol aparte, cernir la harina, la mitad del azúcar, el polvo de hornear y la sal.
Añadir estos ingredientes cernidos a la mezcla anterior y batir con batidor de varillas hasta que tenga una consistencia de crema espesa y no queden grumos de la harina, reservar.



Mientras tanto, en un tazón bien seco y limpio, batir la clara de huevo con el cremor tártaro hasta que se vuelva espumosa.






Luego, echar el azúcar restante y batir hasta alcanzar punto de nieve.


Para saber la consistencia adecuada del batido levantar los batidores y si se forma un pico suave como éste quiere decir que está listo.



Con la ayuda de una espátula, añadir la tercera parte de la clara batida a la mezcla de los ingredientes secos y líquidos que reservamos y batir con una varilla hasta que estén bien integrados.



Luego, agregar la clara batida restante y unir todo de forma envolvente y despacio para que las claras no se bajen.



Llenar una manga sin boquilla o bolsa de plástico con la masa y rellenar moldecitos de cupcakes limpios (sin engrasar ni enharinar) hasta la mitad de su capacidad.



Hornear los mini chiffon cakes por 30 minutos o hasta que al presionar la superficie levemente esta vuelva a su forma.

Una vez que hayan salido del horno ponerlos de cabeza sobre unas tazas o moldes circulares (como se ve en la foto) para evitar que se bajen.




Cuando estén bien frios sacarlos de los moldes con la ayuda de un cuchillo delgado.

Para el glasé:

Mezclar el azúcar y el agua con un tenedor y cubrir toda la superficie de los mini chiffones. Decorar con las grageas y petalos de flores.




miércoles, 20 de agosto de 2014

Rollos de Canela

rollos de canela




Y me tenía que pasar... no sé si a todos los que por primera vez se compraron una cámara reflex les ha pasado pero a mí me pasó. No importó cuanto cuidaba mi camarita, el frío y sobre todo la humedad, que en estas epocas del año llega a 90% (lo que significa que practicamente estamos respirando agua) hizo que el lente de mi cámara se llenara de ... hongos ¡¿?! ¡No podía creer que una camara fotografica también podía llenarse de hongos! Me dijeron que no tenía solución y que la única salida era cambiar los lentes por unos nuevos. Y además tenía que esperar a que lo importen pues no lo tenían en stock.

Así, que mientras importan el lente y dejan mi adorada camarita Canon EOS Rebel T3 como nueva no me queda de otra que recurrir a mi vieja camarita compacta que, a pesar del tiempo que tiene, no se malogra ni se llena de coasas raras y hacer todo lo posible por que me salgan fotos decentes para el blog ;P



Ahora sí pasada mi catarsis, vamos con la receta de hoy. Hace tiempo que tenía ganas de hacer pan ya que desde la receta del Pan sin Amasar que publiqué en octubre del año pasado no había hacho más. Esta vez son unos rollitos de canela deliciosos que llenarán su casa de un aroma INCREÍBLE, se los aseguro.
Además que, en esta época del año tener un pan rico y calientito recién salido de un horno que hace que toda tu casa esté calientita es de las mejores cosas de la vida.

Así que aquí les dejo la receta y además al final les dejo unos tips para que la masa les quede mejor...disfruten!

Ingredientes:
60 ml. leche
50 g. mantequilla sin sal
60 ml. agua tibia
1/4 cta. esencia de vainilla
1 1/4 cucharaditas levadura instantánea
30 g. azúcar
1 huevo
1 yema
3/4 cucharadita sal
275 g. harina panadera

Relleno:

1 1/2 cucharadas mantequilla derretida
1 1/2 cucharadas canela en polvo
1 pizca de sal

Glasé:

1 1/2 cucharadas crema de leche
85 g. azúcar en polvo
1/2 cucharadita de agua hervida si fuera necesario

Preparación:

En una ollita calentar la leche y la mantequilla hasta que la mantequilla se haya derretido. Dejarlo enfriar un poco y reservar.

Aparte, en un bol mezclar el agua tibia, la levadura, el azúcar, el huevo y las yemas hasta que se hayan integrado bien.


Agregar la sal, la combinación de la leche y la mantequilla ( tiene que estar tibia) y la mitad de la harina.



 Mezclar con la espátula ligeramente.


Luego, con la batidora eléctrica y los amasadores añadir la harina restante y amasar a media velocidad hasta que la masa este suave y se despegue del tazón, cerca de 10 minutos.





 Una vez que la masa se desprenda del bol formar una bola con la masa. Engrasar un tazón con un poco de aceite y dejar la masa ahí tapada con papel film por 2 horas o hasta que crezca casi el doble de su tamaño.


Pasadas las 2 horas enharinar una superficie lisa (yo además puse un papel fin para que no se pegue la masa a la mesa) y volcar la masa ahí. Con un rodillo estirar la masa hasta formar un rectángulo de 37 cm. x 26cm.

Para el relleno:

Pincelar la superficie con la mantequilla derretida.


 Combinar la azúcar rubia, la canela y la sal en un pequeño tazón. Espolvorear sobre toda la superficie.


Enrollar la masa por la parte más ancha apretando bien para que se pegue bien en cada vuelta.
Cortar la masa con un cuchillo delgado en la mitad y de cada mitad cortar 6 pedazos de aprox. 3 cm. cada uno.


Engrasar un molde circular de 19 cm de diametro aprox. y acomodar los rollitos de canela como se ve en la foto. Cubrir con film plástico y dejar reposar en un lugar cálido por 2 horas más o hasta que vuelva doble su tamaño.


Por último, precalentar el horno a 180° C. Hornear los rollos por 25 ó 30 minutos o hasta que estén dorados.

Tip:

Si hacen esta receta como yo en invierno tienen que tener presente que el frío hace que la masa se demore mucho en levar. Sin embargo, no debemos dejar que pase mucho más tiempo del que corresponde al levado porque la masa podría volverse ácida por la levadura.

Así que una buena solución, que me dió mi abuelita, es dejar la masa en un lugar alto de la cocina donde le llegue la luz de algún foco o la luz de la campana extractora y taparla con papel film y sobre este poner  una tela gruesa. Así ayudé a mi masa a levar sin necesidad de aumentar el tiempo de levado.




Receta adaptada de: Handle the Heat 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...