jueves, 17 de abril de 2014

Cupcakes Mojaditos de Chocolate



Por fín, puedo decir que encontrado la receta perfecta de cupcake de chocolate. Y me refiero de cupcake de chocolate - chocolate, es decir, una receta que una un kekito de chocolate perfecto con un frosting de chocolate perfecto. Es que, si bien he visto por internet y en libros recetas cupcakes con el kekito y la crema de chocolate pues no siempre me gustaban ambas cosas, porque a veces me gustaba el kekito pero no el frosting, especialmente los que usaban mucha mantequilla, y otras veces me gustaba el frosting pero tenía problemas con el kekito, como que salía muy seco o algo así.



Pero esta vez decidí ir sobre seguro y adapté la receta de keke húmedo de chocolate de Sandra Plevisani que hice hace un tiempo para hacerla en versión cupcake y me dispuse a buscar una buena receta de frosting de chocolate. Decididamente, no iba a ser un frosting de mantequilla así que busqué una opción de frosting con queso. Fue así que buscando, buscando en la web me topé con una receta de frosting de crema de queso y chocolate del interesante blog Cupcake Project que, aunque tiene un poquito de mantequilla, me salió gloriosa y para nada se siente grasosa como otros frostings de mantequilla.


Así que, les dejo con esta receta de Cupcakes de Chocolate que es LA RECETA y espero que la prueben y me cuenten que tal les salió. Disfruten...


Ingredientes (para 12 cupcakes):

250 ml. leche evaporada
1 cucharada jugo de limón
185 g. harina sin preparar
1 cucharadita bicarbonato
50 g. cocoa
2 huevos
125 ml. aceite
190 g. azúcar rubia

Para el Frosting de Queso Crema y Chocolate:

225 g. queso crema
50 g. mantequilla
500 g. azúcar en polvo
100 g. cocoa

Preparación:

Mezclar la leche con el jugo de limón y dejar que se corte por 10 minutos sin mover.

Aparte, cernir en un tazón la harina, el bicarbonato y la cocoa. Reservar.

En otro tazón, mezclar los huevos, el aceite y la leche sólo hasta que los ingredientes estén integrados.

Luego, sobre la mezcla anterior, cernir los ingredientes secos y batir con un batidor de alambre hasta obtener una masa homogénea.

Por último, agregar el azúcar de golpe y batir bien hasta que esté bien integrada a la masa. Debe quedar una masa algo aguada.

Verter la preparación a moldes de cupcakes cubiertos con pirotines y llevar al horno precalentado a 170° C. por 25 m. aprox.

Frosting de Queso Crema y Chocolate:

Mezclar la mantequilla y el queso (tienen que estar a temperatura ambiente) con batidora eléctrica por 4 minutos.

Agregar con la ayuda de un cernidor el azúcar en polvo de a pocos y seguir batiendo.

Por último, agregar cerniendo también la cocoa y batir hasta que todo esté bien integrado.

Esperar que los cupcakes enfríen bien y decorarlos con la boquilla 1m de Wilton.







domingo, 6 de abril de 2014

Budín de Chancays





Tengo que confesar que siempre he sentido una atracción por los libros de cocina. Aún desde antes de comenzar a empezar en el mundo de la repostería recuerdo que tenía una pequeña colección de fascículos de cocina que salían en algunos periódicos y me gustaba tenerlas archivadas para ver, sobre todo, las fotografías imaginándome que algún día podría cocinar algo así.

Pero si  de verdad quiero referirme a un libro de cocina que dejo huella no sólo en mi familia sino en muchas familias peruanas en las últimas décadas es el libro ¿Qué cocinaré hoy? de Nicolini. Y digo que dejó huella en mi familia porque mis abuelitos tenían un restaurante a finales de los 80's y principios de los 90's y recuerdo que casi siempre estaba en la cocina, entre ollas y platos, este recetario, ya en ese tiempo algo viejito y maltrecho por el uso. Este librito sacó de más de un apuro a mis abuelos y mis tíos, que también trabajaban ahí, cada vez que quierían inspiración para preparar tanto platos peruanos como internacionales.


Ya en el nuevo milenio, y habiendo cerrado el restaurante, ya no volví a ver el bendito libro y me olvidé de él. Hasta que hace unos meses que me enteré que lo iban a reeditar y que además traería recetas nuevas y de postres. Así que sin demora le dije a mi hermano que me consiguiera uno y voila, llegó a mis manos.

Comienza con una sección con tips y secretos sobre como hacer preparaciones básicas, diferentes tipos de cocción, medidas y equivalencias, y muchos consejos que seguro nos serán útiles a mí mamá y a mí a la hora de cocinar.


Luego vienen las recetas divididas en entradas, sopas, segundos, los postres (lo que más me gusta mmmm) y cócteles. Uno cosa que no recordaba es que la versión que yo conocí no traía fotos ni nada por el estilo, en cambio ésta sí trae alguna fotos, aunque muy pocas para mi gusto, sólo 2 o 3 por sección lo que en estos tiempos, donde todo entra por los ojos y no hay recetario que no tenga aunque sea una foto de cada receta, le resta algunos puntos a esta edición.





Sin embargo, las recetas están bien explicadas y las cantidades exactas. Y sin más busqué una receta que se me apeteciera y me encontré con este budín de chancays, para los que no saben los chancays son unos pancitos dulces muy ricos, suaves y que me trae muchos recuerdos, por eso lo elegí para estrenar este recetario. Así que aquí les dejo la receta, que la disfruten.




Ingredientes:

1 taza azúcar blanca (para el caramelo)
4 chancays dobles u 8 pequeños
2 cucharadas mantequilla derretida
4 huevos
500 ml. leche evaporada
60 g. azúcar blanca
1 copita de oporto
1 cucharadita vainilla
50 g. pasas

Preparación:

Para el caramelo colocar el azúcar en una ollita y llevarla a fuego medio hasta que adquiera un color caramelo.

Verter el caramelo en un pirex de 22 cm. de diámetro con hueco en el medio y hacer que cubra todo el fondo y los laterales. Reservar.

Aparte, en un tazón grande desmenusar los chancays y verter la leche caliente. Dejar reposar por 15 minutos.

En otro tazón mezclar la mantequilla derretida, los huevos, el azúcar, la copita de oporto y la vainilla. Agregar esta mezcla a los chancays con la leche y remover bien.

Por último, agregar las pasas, remover y verter la preparación al molde acaramelado.

Llevar en baño maria a horno precalentado a 170° C. por aprox. 1 hora











sábado, 29 de marzo de 2014

Cake Pops de Manjarblanco (Dulce de Leche)




Este post bien podría titularse "Cómo convertir un desastre en unas pequeñas ricuritas" porque es precisamente lo que me pasó al hacer estos Cake pops. Les cuento. Resulta que tenía pensado hacer unos muffins, pero no quería unos simples muffins sino hacer "los muffins", unos que no sólo sean ricos sino grandes, por no decir gigantes. Y había visto en otros blogs, especialmente españoles que hacían unos muffins (ellos les dicen magdalenas) que crecían un montón y quedaban con una especie de copete por arriba que los hacían ver lindos y muy provocativos. 

Así fue que encontré una receta que prometía unos muffins perfectos y gigantes con copete y todo. Los preparé y los metí al horno esperando que salieran los muffins más ricos y enormes que haya hecho. Los ví crecer en el horno y me sentí tan contenta que me saliera tal y como decía la receta. Sin embargo, para mi mala suerte, ni bien los saqué del horno se desinflaron y encogieron dejando mis ilusiones por los suelos. 




Hasta me dieron ganas de llorar, pero como decía Candy "el llanto es derrota" , me tragué la frustración y opté por comerme mis muffins y a otra cosa mariposa. Pero cuando los probé me dí con la sorpresa que eran riquísimos y tenían una textura muy suave. Así que no podía desaprovecharlos y se me ocurrió que esa podría ser una buena oportunidad de hacer los tan famosos Cake pops que desde hace tiempo tenía pensado hacer. Recurrí como siempre a mi querido internet y encontré esta buena receta.

Debo confesar, también, que no fué muy fácil hacerlos, sobre todo en el momento de sumergirlos en el chocolate, pues se deslizaban del palito y terminaban hundidos por completo en el chocolate. Pero al final, con un poco de paciencia salieron muy lindos, vistosos y sobre todo ricos. Así que aquí les dejo la receta y ojalá la disfruten como yo.

Ingredientes

6 muffins (kekitos)
125 g. manjarblanco (dulce de leche)
150 g. chocolate bitter
150 g. chocolate blanco
grageas
palitos o brochetas

Preparación

Desmenuzar los kekitos hasta dejar migas muy pequeñitas.

Mezclar la migas con el manjarblanco. Quedará como una masa de galletas cruda.

Hacer bolitas del mismo tamaño con la masa y colocarlas en una fuente sobre papel manteca. Refrigerarlas por 1 hora.

Derretir el chocolate bitter y mojar en él las puntas de los palitos y pinchar con ellas las bolas de masa.

Llevar a refrigerar otra vez por 1 hora.

Sacarlas de la refri y volver a derretir el chocolate bitter. Sumergir en él las bolitas de masa con mucho cuidado para que no se salgan del palito.

Derretir el chocolate blanco y sumergir en él algunas de las bolitas de masa. Con otra cantidad del chocolate blanco hacer rayas y decoraciones a los cakepops con la ayuda de una manga descartable.

Decorar con grageas de colores.

Por último, colocarlos sobre un pedazo de tecnopor puesto en un tazón y tapar la base con pompones de papel crepé como lo hice yo.


Tips

Tener preparada una base donde se pondrán los cake pops una vez que los hayamos sumergido en chocolate para que se sequen.

Podemos guardar los cake pops en la refrigeradora pero no por mucho tiempo pues se le llenan de gotitas de agua que pueden arruinarlos. Pueden estar ahí hasta que esten bien duritos y luego guardarlos a temperatura ambiente hasta su consumo.

Yo puse mis cakepops en una bola de tecnopor por lo que algunos quedaron inclinados pero es preferible ponerlos en una base plana para que estén derechos y no haya peligro que algún cake pop se desprenda por el peso y termine estrellado en el piso.








Receta adaptada de: Urbanika Moda

martes, 18 de marzo de 2014

Cupcakes de Chocolate Blanco


Desde hace mucho tiempo venía pensando en hacer una receta con chocolate blanco pero no encontraba una que me llamara la atención. Sí, ya sé que para algunas personas el chocolate blanco no es más que un dulce que sólo tiene un pequeño porcentaje de manteca de cacao y no tiene nada pasta de cacao, lo que si tienen sus hermanos los chocolates bitter y de leche. Pero igual a mí me encanta y por eso no paré hasta encontrar una receta de cupcake que sí me gustara.

Hasta que llegué a la receta de cupcake de chocolate blanco de una de mis blogueras favoritas, Alma de Objetivo: Cupcake Perfecto. Esta receta la saqué de su serie de programas por internet Cupcake Maniacs y lo que me gustó de estos cupcakes es que llevaba azúcar rubia (o azúcar moreno cómo le dicen en españa) en la preparación lo que le daba un dorado especial al kekito que lo diferenciaba de la mayoría de cupcakes de chocolate blanco que veía por internet que eran demasiado pálidos para mi gusto.

Así que aquí les dejo la receta y ya me contarán que tal les ha salido...Disfruten.

Ingredientes:

115 g. chocolate blanco
115 ml. leche evaporada
135 g. mantequilla a temperatura ambiente
150 g. azúcar rubia
150 g. harina sin preparar
3 huevos
1 1/4 cucharadita polvo de hornear

Merengue:

4 claras
240 g. azúcar blanca
70 ml. agua
1 cda. glucosa

Preparación:

Calentar en una ollita la leche con el chocolate picado sólo hasta que el chocolate se derrita. No debe hervir. Reservar.

Luego, en un tazón batir la mantequilla con el azúcar rubia con batidora eléctrica por hasta que estén bien integrados.

Después agregamos los huevos uno a uno y batimos bien después de cada adición.

Cernir la harina con el polvo de hornear y echar a la preparación anterior.

Cuando la harina esté bien integrada a la masa vertemos el chocolate blanco con la leche y mezclamos hasta que quede una preparación homogénea y sin grumos.

Vertemos en moldes de cupcakes cubiertos con pirotines y llevamos a horno precalentado a 180° C. por 25 minutos aprox.

Merengue:

En un tazón limpio y seco batir las claras hasta que estén bien espumosas. Seguir batiendo.

Mientras tanto hacer el almíbar mezclando los demás ingredientes en un ollita y llevarlos a fuego medio hasta que, con la ayuda de un termómetro de cocina, llegue a 115° C.

OJO, no dejar que el almíbar se oscurezca porque llegaría a punto caramelo y no es lo que queremos en esta receta.

Seguir batiendo las claras y agregar en forma de hilo el almíbar caliente. Hacerlo rápido para evitar que enfríe.

Batir las claras hasta que llegue a punto nieve y el tazón haya enfriado.

Una vez que los cupcakes estén bien fríos decorarlos con el merengue con la ayuda de una manga pastelera y la boquilla 2D de Wilton.

Finalmente decorar con grageas de colores y chocolate blanco.











miércoles, 12 de marzo de 2014

Galletas de Quinua y Chocolate




Ayer 11 de marzo fue mi cumpleaños y aunque en un primer momento estábamos pensando en hacer un pequeño viajecito a la tierra de mi papá al final lo tuvimos que postergar por un tiempo. Sin embargo, ese no fue motivo para no pasarla bien en mi cumpleaños. Comencé el día con un par de regalitos de mi hermano, un libro de recetas de galletas y pastelitos súper lindos y un libro con entrevistas a Bono el cantante de U2 así que mi hermano me dió en la yema del gusto,

Luego me tocó hacer la sesión fotográfica de estas galletitas que hice para mi cumple y de paso en las fotos se coló el pastel de choclo que preparé hace un tiempo para el blog y al que le agregué una cubierta de chocolate que lo hizo más deli aún.

Luego, me tocó el turno de abrir el regalo que yo misma me había comprado, jeje. Es algo de lo que no solía hablar porque en realidad me daba algo de roche (vergüencita)... Es que, mi regalo era una Barbie, en realidad no una sino dos. Y es que mi mayor vicio de niña era compararme Barbies, llegué a tener como 20 y pensé que todo quedaría ahí, que al crecer me olvidaría de ellas. Pero al pasar los años y pasar la adolescencia llegar los 20's y ahora los 30's (shshshsh no se lo digan a nadie) me siguen gustando las Barbies y las sigo comprando cada vez que puedo. Y como les decía hasta el año pasado no me gustaba comentar de este hobbie a nadie por temor que no me tomen en serio. Pero en la última navidad mi hermano me dió una gran sorpresa comprándome una Barbie y me dije, si mi hermano conoce mi "vicio" y no me hace bulling entonces le puedo contar a todo el mundo jeje  :)

Y acá les dejo con unas fotos de una de mis Barbies favoritas.  La chef pastelera como yo, jojo.





Volviendo al día de mi cumpleaños, ayer salí a un pequeño paseo con mi mamá, mi papá y mi mami Nico (recordarán que así le llamo a mi abuelita). Lo único malo del paseo fue el tráfico limeño, y eso que no salimos en hora punta, aunque ahora que lo pienso creo que todo el día se ha vuelto hora punta en Lima. Es terrible, no sé si sólo será un problema en Lima o en otras ciudades de Latinoamérica pero algo se ttiene que hacer y pronto sino Lima llegará a tener más autos que gente. En  fin...

Por último, llegamos a casa completamente exhaustos pero dispuestos a empujarnos perdón, comernos el rico pastelito de choclo con las galletitas de quinua que habíamos hecho, mi mamá y yo el día anterior.

Así, que aquí les dejo con la receta de estas ricas galletas de quinua y chocolate para que las disfruten en sus cumpleaños, en una reunión o para las loncheras de los chicos porque ya saben que la quinua es super nutritiva y rica. Disfruten...

Ingredientes

75 g. harina sin preparar
50 g. harina de quinua
50 ml. leche fresca
1 1/4 cucharadita polvo de hornear
40 g. mantequilla
40 g. azúcar
1 taza agua hervida

Preparación

Cernir dos veces en un tazón la harina sin preparar, la harina de quinua y el polvo de hornear.

En un procesador de alimento batir la mantequilla y las harinas hasta que tenga consistencia arenosa.

Agregar la leche fresca y el azúcar previamente diluida en el agua hervida y cuando esta ya esté fría. Seguir procesando la masa sólo hasta que estén los ingredientes bien integrados.

Si la masa queda muy seca agregar agua de a pocos hasta que la masa tenga consistencia uniforme y nada pegajosa.

Sacarla del procesador, cubrirla con papel film y llevarla a la refrigeradora por 2 horas aprox.

Pasaso es tiempo sacarla del refrigerador y estirar la masa con un rodillo hasta que quede de 1/2 centímetro de grosor.

Cortar la masa con cortadores de galleta y colocarlos en latas de hornear enmantequilladas.

Pincelar la superficie de las galletas con un huevo ligeramente batido y llevarlas al horno precalentado a 180° C. por 20 minutos aprox.

Cuándo hayan salido del horno dejarlas enfriar y sumergir una parte de ellas en chocolate bitter derretido.

Colocarlas sobre un silpat o tela de silicona y dejarlos secar toda una noche.








Receta adaptada de: Recetario Internacional de la Quinua: Tradición y Vanguardia

jueves, 6 de marzo de 2014

Financiers de Almendras



Llegó marzo y con él mi mes de celebraciones ya que el 11 celebro mi cumpleaños y el 31 este blog cumple nada menos que 6 añazos! Sí, y no puedo creer que hayan pasado 6 años desde que, como quien no quiere la cosa, comencé este blog sin saber a qué me llevaría.

Tengo que confesar que siempre he sido una chica tímida y nunca he sido de ir mucho a  fiestas ni de ser muy amiguera y extrovertida, pero he decidido que este año sí que voy a celebrar estos 6 años de blog como se debe. Sin embargo, queda menos de un mes para el cumple cumple del blog y no sé exactamente que haré. Tal vez una fiestita temática con mi familia y amigos, o salir a comer a un buen restaurante, o ir a un karaoke y cantar hasta que me quede sin voz jeje ;) . Bueno, todavía no lo sé. Pero lo que si sé es que este mes estará lleno de recetas para celebraciones, tanto en versiones grandes como individuales.

Así que, comienzo con esta receta que yo, como muchos de uds. he encontrado infinidad de veces en internet, los financiers o financieros. Según la siempre acertada Wikipedia  los financiers son unos pequeños bizcochuelos de origen Francés que deben su nombre a que estos eran muy consumidos en el distrito financiero de París. Otra versión de su origen cuenta que le llaman así porque originalmente erar horneadas en moldes rectangulares lo que les daba una apariencia a barras de oro. 

Sea como fuera, lo que sí deben contener los financiers son almendras molidas u otra tipo de nuez que le dé ese sabor tan peculiar que no podría explicar con palabras así que les recomiendo que lo hagan porque así como lo ven, un bizcochito tan simple, es verdaderamente delicioso. Así que aquí les dejo la receta... Disfruten.


Ingredientes

75 g. azúcar glas
25 g. almendra tostada molida
2 claras de huevo
40 g. mantequilla
30 g. harina
1/4 cucharadita polvo de hornear
25 g. almendras tostadas

Preparación

Derretir la mantequilla en una ollita o al microondas. Dejar enfriar y reservar.

Para tostar las almendras primero pelarlas remojándolas en agua hirviendo por 5 minutos, retirarlas del agua y pelarlas. Luego molerlas con un procesador de alimentos. Reservarlas.

Aparte, en un tazón cernir el azúcar, las almendras molidas, la harina y el polvo de hornear.

En el mismo tazón añadir las claras de huevo  (no necesitan estar batidas a punto de nieve ni nada) y mezclarlas bien con demás ingredientes.

Luego, agregar la mantequilla derretida en forma de hilo batiendo muy bien.

LLevar la preparación a reposar en la refrigeradora por 1 hora o 1 hora y 1/2.

Pasado ese tiempo, verter la preparación en moldes de financiers o moldes normales para cupcakes.

Por último, espolvorear los otros 25 gr. de almendra molida sobre cada cupcake.

Llevar a horno precalentado a 180° C. por aprox 20 o 25 min.









Receta adaptada de: La Cocina Mágica

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...