sábado, 29 de septiembre de 2012

Ruedas de dos Colores



Ya que mi procesador de alimentos ahora está funcionando como recién comprado y me evita ensuciar toda la cocina y mi ropa (no sé por qué hasta ahora casi siempre se me olvida ponerme mandil!), no saben todo lo que lo he puesto a trabajar en estos últimos días. Que ya el pie de coco y guindones, los bocaditos de boda para mi amiga y otros experimentos más que por tiempo no he subido al blog, todos estas recetas han sido un super hit en mi casa que hasta ya me están hablando de hacerlos para vender. 

Bueno, ya el tiempo dirá si me animo a venderlos , mientras, yo sigo diviertiendome al hacerlos y aquí les presento otra receta que saqué de un libro pequeñito que me regaló mi hermano hace un tiempo y que no lo usaba porque tenía recetas viejas y, según yo, pasadas de moda. Pero que ahora le he vuelto a prestar atención porque tiene delicias como estas que son unas galletas bien vistosas y que hace que todos me pregunten cómo las hice. Yo les digo que no es nada del otro mundo y apuí les dejo la receta para que vean que es bien fácil.


INGREDIENTES

 300 g. harina sin preparar
200 g. mantequilla sin sal
1 huevo
100 g. azúcar impalpable
2 cucharaditas cocoa

PREPARACIÓN

Meter en el procesador la mantequilla helada cortada en cuadraditos y mezclarla con el harina cernida y el azúcar impalpable. Si no cuentan con procesadora esta parte la pueden hacer con dos cuchillos hasta que se forme un arenado.

Cuando se haya unido todo agregar el hueno y mezclar lo suficiente hasta que se forme una masa compacta.

Sacar del procesador, dividir la masa en dos partes y una de ellas forrarla en papel film y llevarla a la refrijadora por 2 horas por lo menos.

A la otra parte agregarle la cocoa y si queda muy seca agregarle una cucharadita de vainilla o agua hervida fría.

Forrarla también en papel film y llevarla a la refrigeradora por el mismo tiempo.

Luego de pasadas las dos horas estirar ambas masas de forma rectagular y de 1/2 centímetro de espesor aprox.

Poner el rectángulo de la masa de cacao sobre el otro rectángulo y enrollarlos como si fuera un pionono.

Llevar a refrigerar otra vez por 2 horas mínimo.

Una vez que la masa esté bien dura cortarla en rodajas de 1/2 centímetro de espesor y hornearlas en una lata enmantequillada a 170° C. por aprox. 15 o 20 minutos.













2 comentarios :

  1. Hola Yamile!!!!
    He dado con tu blog desde el blog de Sonia, y desde luego tengo que felicitarte por estas recetas tan exquisitas.
    No me voy de vacío!!!
    Un beso y encantada de conocerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Titanii, muchas gracias por tus palabras y por visitarme. Besos...

    ResponderEliminar

Tienes algún comentario, duda o sugerencia sobre este post? Anímate y déjamelo aquí. Ya sabes que me emociona mucho leerlos y poder así intercambiar ideas y opiniones con uds.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...