martes, 14 de marzo de 2017

Panna Cotta de Chocolate con Praliné





Hoy les traigo una receta sencilla, con pocos ingredientes, y  lo que es mejor: SIN horno. Sí, porque este verano me sigue manteniendo lejos del horno y no sé hasta cuando. Así que que mejor que hacer algo fresquito y que no tome mucho tiempo.



Confieso que no soy persona de comer helados, por lo que si de comer cosas frías se trata siempre recurro a las gelatinas, los mousses y las panna cottas. Y si es de chocolate como esta mucho mejor.

Además, le agregué en la decoración un poco de praliné de pecanas que le agrega el crocante ideal para este postre cremoso.

Así que, espero que la hagan y me cuentan, disfruten.

No olviden compartir la receta con la persona que más quieran.

PANNACOTTA DE CHOCOLATE CON PRALINÉ DE PECANAS

Ingredientes:

240 Mililitros de Leche entera
10 Gramos de Colapez o gelatina sin sabor
480 Mililitros de crema de leche
120 Gramos de Azúcar granulada
28 Gramos de Cocoa 
1 Cucharadita de Esencia de vainilla

Praliné

100 g. de pecanas
200 g. azúcar blanca granulada

Preparación:

Engrasar con aceite los moldes donde vamos a verter nuestra panna cotta. Luego llevarlas a la congeladora mientras preparamos lo demás.




Por otro lado, disolver el colapez en la leche. Remover y dejar reposar unos minutos.


Luego, echar en una ollita la crema de leche y el azúcar y disolverla bien.


Añadir la cocoa y llevar a fuego medio hasta que se disuelva la cocoa y se integren bien todos los ingredientes.


Cuando la mezcla empiece a hervir, añadir la colapez disuelta en la leche y remover bien para que no queden grumos. Utilizar para esto un batidor manual. 




Dejar que la preparación dé un hervor y retirarla del fuego. Dejamos reposar 2 minutos y la colamos a otro tazón para dejar que se enfríe. Esto demora aproximadamente 20 minutos.




Pasado este tiempo, sacar los moldes aceitados que pusimos en el congelador y procedemos a verter la panna cotta en cada uno. Los llevamos a la refrigeradora por unas 3 horas o hasta que esté bien cuajada.




Praliné:

Para el praliné forrar una lata de hornear con un tapete de silicona.




Luego, echar el azúcar en una olla y llevar al fuego bajo hasta que se derrita para formar el caramelo.


No mover el caramelo con cuchara para que no se cristalice, sólo sujetar la olla del asa y mover para que todo el azúcar se disuelva bien.

Cuando llegue a color caramelo y toda el azúcar se haya disuelto sacarla del fuego e inmediatamente agregar las pecanas trituradas, mezclamos bien con una cuchara.




Rapidamente verter la mezcla sobra la lata de hornear forrada y esparcir todo bien para que el praliné quede lo más plano posible.




Dejar enfriar y cuando el praliné esté bien duro triturarlo con un rodillo de repostería.
También se puede triturar en un procesador de alimentos.


Finalmente, desmoldar la panna cotta poniedo los moldecitos sobre agua caliente por unos segundos y servir en un plato.

Decorar con el praliné.




No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Tienes algún comentario, duda o sugerencia sobre este post? Anímate y déjamelo aquí. Ya sabes que me emociona mucho leerlos y poder así intercambiar ideas y opiniones con uds.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...